Skip to main content
In Thunderbird Strike, players can choose to destroy oil refineries and other equipment and/or resurrect wildlife. Design by Elizabeth LaPensée

Diseño de Elizabeth LaPensée

  • ‘Es tu camino’:
    la innovación indígena en los videojuegos

    Read this article in English

    Cuando abrí Thunderbird Strike por primera vez en mi celular, esperaba ver una historia al estilo del juego Oregon-Trail. Como sólo sabía de su premisa, sobre el desarrollo de oleoductos en tierras indígenas, esperaba ver largos párrafos explicativos - “Eres un protector del agua y te manifiestas en contra de la construcción de oleoductos…” y una lista de instrucciones e información acerca de las maneras de mantener mi personaje vivo y en movimiento a lo largo del juego.

    Par mi gran sorpresa, simplemente empezó con una breve animación stop-motion (por fotogramas), sin palabras ni texto, sólo con bisontes americanos, venados, y thunderbirds (pájaros de trueno) moviéndose por paisajes naturales mientras se construían oleoductos y fábricas. Sólo me mostró tres reglas a seguir: toca la pantalla para volar, vuela hacia las nubes para recoger relámpagos, toca el pájaro de trueno para lanzarlos. Entendí fácilmente cómo destruir los camiones de construcción, pero pasó mucho más tiempo antes de que me diera cuenta que también podía usar los relámpagos para reanimar los esqueletos de animales dispersos entre los camiones.

    Se lo mencioné a la creadora del juego, Elizabeth LaPensée, quien me respondió con risas. “Está bien ver Thunderbird Strike desde tu perspectiva. Es tu aventura.”

    Animación: Elizabeth LaPensée. [En los carteles llevados por personas durante el video]: No a los oleoductos en tierras indígenas.

    La diseñadora LaPensée (Anishinaabe, Métis, y un tanto irlandesa) es también profesora en el Departamento de Medios e Información de la Universidad del Estado de Michigan en East Lansing. Ella crea videojuegos inspirados por su tradición indígena para ayudar a sanar los traumas intergeneracionales. Dice que su pueblo tiene un dicho: “la verdad del corazón,” lo que significa que cada persona concibe la verdad a su manera.

    “Intento crear autonomía en Thunderbird Strike, para que puedas enfocarte en la restauración o la destrucción,” explicó. “El juego no te juzga por las decisiones que tomas. Al final, acabas con un puntaje alto.”

    Cuando creó el juego, Elizabeth LaPensée sabía que no todos los usuarios podrían entender plenamente el sentido cultural de los pájaros de trueno y los bisontes. Apuesta a que los jugadores entenderán lo que deben entender, interpretando los aspectos visuales y las escenas del juego a su manera.

    “No es necesario dárselo todo hecho a la gente; ellos puede pensar por sí mismos,” insistió. “Un aspecto importante de nuestra autodeterminación es ser capaces de expresarnos como queramos, y no siempre para llegar a todo el mundo.”

    Es una de las razones por las que la diseñadora LaPensée abandonó su rol como asesora en la industria de videojuegos en la que, según ella, los creadores intentan cambiar o adaptar la cultura para que los juegos estén al alcance de un público mayor. También notó que no se contratan a los artistas indígenas como artistas sino solo como asesores, y por eso no tienen la oportunidad de crear sus propias obras. A través de talleres y programas de extensión, los artistas indígenas están consiguiendo puestos significativos en el diseño de videojuegos, llegando a ser figuras destacadas en el rubro.

    “Pueden innovar en mecánica, experiencias de juego, y jugabilidad, de maneras que reflejan los saberes indígenas.”

    Thunderbird Strike
    Instrucciones para Thunderbird Strike. Toca la pantalla para volar/ Vuela hacia las nubes para recoger relámpagos/ Toca Thunderbird para atacar.
    Diseño de Elizabeth LaPensée

    Juegos para educar

    Cuando los educadores afuerinos lideran programas de ciencias, ingeniería, tecnología, y matemáticas en comunidades indígenas, muchas veces suponen que las ciencias, las matemáticas, y las tecnologías son nuevos conceptos para ellos, pero Elizabeth LaPensée nos recuerda que las comunidades transmiten sus saberes de una generación a la siguiente de diferentes maneras.

    Para combatir las nociones erróneas de que los saberes indígenas no tienen valor en la era tecnológica, ella creó Generaciones Generativas, un innovador taller de desarrollo de juegos para jóvenes. Los estudiantes deben generar una idea para luego incorporar elementos de las ciencias indígenas, vinculados con “tarjetas de activación.” Los jóvenes diseñadores aprenden a usar los saberes indígenas sobre el agua, la física, la memoria de la sangre, la tierra, los sistemas de partículas, y otras enseñanzas para desarrollar las mecánicas de su juego.

    El taller apunta a mostrar a los jóvenes que la ciencia indígena es una válida forma de saberes, y también aspira a cambiar las maneras en que los indígenas de Turtle Island / La Isla Tortuga (Norteamérica) se ven a sí mismos. La profesora LaPensée quiere que los pueblos originarios sean capaces de verse como “científicos indígenas.”

    Juegos para sanar

    Con su trabajo, Elizabeth Lapensée explora cómo se pueden usar las cosmovisiones indígenas para crear juegos que cautivan y hacen reflexionar más a los jugadores. Por ejemplo, ella describe los juegos de mesa donde los jugadores deben desechar a los personajes obreros cuando ya no son considerados útiles.

    “No deberíamos tratar a la gente así,” dice ella. “El trabajador debería quedarse durante el juego entero a menos que le pase algo.”

    Animación: Elizabeth LaPensée

    Miigwech Nibi
    [En pantalla: Jugar]
    Escucha bien la canción
    Toca las palabras para explorar sus raíces y llegar a una mayor entendimiento de lo que significan
    [Letra de la canción]:
    Miigwech nibi bimaadiziwin
    Gracias, agua, por la vida
    Ooh Chi Miigwech
    Estamos muy agradecidos

    Cuando desarrolló Honour Water, un juego para teléfonos celulares para aprender la lengua y los cantos anishinaabe, inicialmente siguió el modelo de la industria adonde cada jugador/a compite contra otro/a. Pero cuando presentó el juego a los mayores anishinaabe, ellos no querían que fuera competitivo. Por tanto tiempo, su pueblo había sido humillado por hablar su lengua, y ahora las nuevas generaciones son humilladas por no hablarla porque no la aprendieron. LaPensée quitó el componente competitivo del juego, disminuyendo así la inseguridad que sentían los jóvenes ante la posibilidad de aprender su lengua ancestral.

    “Los pueblos indígenas siempre han tenido juegos para reforzar sus enseñanzas y para transmitirlas, y para resolver los conflictos,” pensó. “Los juegos son una parte fundamental de nuestras comunidades.”

    A pesar de este deseo por la innovación, LaPensée encuentra que trabajar con videojuegos clásicos todavía trae algunos beneficios. Su juego para teléfonos celulares,Invaders, inspirado por el clásico Space Invaders, trata de los colonizadores europeos en los Estados Unidos. En Space Invaders, se muestran el número de vidas que le quedan al jugador a través de tanques pixelados. En Invaders, los puntos de vida son representados por personas reales. Cuando tu personaje recibe un tiro, pierdes a uno de tus guerreros. No hay manera de devolverle la vida.

    “Las vidas no se podían reanimar durante el proceso de colonización.”

    Invaders mobile game
    Invaders - Jugar Sitio - Web Diseño + Programación Elizabeth Lapensée - Música Trevino Brings Plenty.

    Para las comunidades indígenas, los juegos de Elizabeth LaPensée son poderosas herramientas de sanación. En las sesiones de terapia tradicionales, el acto de relatar experiencias traumáticas puede causar traumas adicionales, llevando a la persona a evitar su pasado y a reprimir sus emociones. Pero en un entorno virtual, la gente vive sus memorias y su historia de manera más controlada, avanzando - o frenando - a su propio ritmo.

    Juegos sobre, por y para el pueblo

    Aunque ella crea videojuegos para un público general, Elizabeth LaPensée demuestra que la América indígena no teme la cultura digital del siglo XXI - al contrario, está prosperando con esa cultura. Respetar los saberes indígenas a la par con la ciencia occidental puede llevar hacia la creación de espacios digitales donde las heridas de la colonización pueden ser examinadas y hasta sanadas.

    Cuando Elizabeth LaPensée presentó por primera vez  la idea de usar videojuegos como herramientas para educar y sanar las comunidades indígenas, algunos se preocuparon por la posibilidad de que los jóvenes estuvieran pegados a sus pantallas en vez de pasar tiempo afuera. Ella había observado que cuando los adultos humillan a los jóvenes por usar teléfonos inteligentes y computadoras, estos resisten y se alejan aún más de su patrimonio cultural. Cuando pueden escoger libremente, encuentran un equilibrio entre el uso de la tecnología y pasar tiempo al aire libre. Otros miembros de la comunidad dudaron en usar tecnología desconocida para ellos. Tomando todo esto en cuenta, Honour Water y los otros juegos lingüísticos de Elizabeth LaPensée son diseñados pensando en una participación intergeneracional, para que los abuelos puedan jugar junto a sus nietos.

    Animación: Emma Cregan

    [Voz en off]: Es tan fundamental e importante que haya programadores indígenas también. Hay maneras en que las enseñanzas pueden influir en las maneras en que diseñamos y desarrollamos la tecnología.

    Al escuchar las preocupaciones de diferentes comunidades indígenas, y facilitar un proceso creativo basado en la reciprocidad, LaPensée ha generado relaciones de confianza. Elizabeth LaPensée crea juegos para ayudar a los pueblos originarios a encontrar maneras de sanar y transmitir sus saberes, no para su ganancia personal, y también da talleres para empoderar a los indígenas de Norteamérica para que creen sus propios juegos y que lancen sus carreras en videojuegos.

    Un elemento fundamental de la práctica de la diseñadora LaPensée es la accesibilidad - para jugar y crear.

    “Yo sé lo que es vivir en un lugar donde no puedes descargar y transmitir contenidos,” afirmó. “Sé lo que es tener que manejar veinte o treinta minutos a la ciudad y sentarme afuera de la biblioteca comunitaria para utilizar su señal de internet, y enviar y recibir archivos para hacer mi trabajo. Para después manejar de regreso a casa y ponerme a trabajar.”

    En vez de depender de imágenes generadas por computadoras, ella incorpora en sus videojuegos algunas técnicas tradicionales de animación, gráficos dibujados a mano, fotografías, y otras formas de arte accesible. Para Thunderbird Strikes, creó las texturas a con fotos de cobre real y agua real. La textura de las llantas de los camiones de construcción fue sacada de una foto de las llantas de un verdadero camión en el sitio de construcción de un oleoducto. Al usar estas técnicas, demuestra que la cultura tradicional y los medios digitales pueden funcionar en armonía. La dimensión táctil de las texturas de la vida real mostradas en las fotos y en las animaciones dibujadas a mano le dan una tangibilidad a Thunderbird Strike que realza la realidad de la lucha para proteger a las tierras indígenas de los oleoductos.

    Thunderbird Strike
    Texturas en Thunderbird Strike
    Diseño de Elizabeth LaPensée

    Elizabeth LaPensée también aboga por la creación de juegos para móviles y en línea gratuitos. Los juegos de la industria son creados con millones de dólares, y después son vendidos a precios muy altos. Esos juegos no se pueden usar para entablar diálogos difíciles o para sanar los traumas del pasado si nadie tiene la capacidad de hacer o comprarlos.

    Como diseñadora y educadora responsable, Elizabeth LaPensée ha llegado a ser una líder de confianza en el mundo de los videojuegos indígenas. Ella cree que los juegos digitales pueden ser una forma de arte accesible, y que cuanto más se involucran los artistas indígenas, más diálogos podremos empezar, a través de la narración virtual e interactiva, acerca de la experiencia indígena.

    Emma Cregan es cineasta y fue pasante de producción de videos en el Centro de Tradiciones Populares y Patrimonio Cultural.

    La traducción de este contenido recibió apoyo federal del Latino Initiatives Pool, administrado por el Smithsonian Latino Center.


  • Support the Folklife Festival, Smithsonian Folkways Recordings, sustainability projects, educational outreach, and more.

    .